El Bosque Mediterráneo

Es un bioma dominado por el biotipo árbol que se desarrolla en condiciones de clima mediterráneo. Este clima se caracteriza por inviernos templados y lluviosos, veranos secos (calurosos o templados), otoños cálidos y primaveras variables. Los ecosistemas mediterráneos albergan aproximadamente al 10% de la flora mundial. Las plantas que habitan estos bosques se encuentran sometidas al estrés generado por los veranos cálidos y secos e incendios forestales.

Animales que viven en él

Encontramos las especies más representativas del bosque mediterráneo en todos sus ámbitos: mamíferos, rapaces y buitres, rapaces nocturnas, paseriformes y especies fluviales. De los mamíferos cabe destacar la presencia cada vez más escasa del: el lince ibérico, acompañado de zorros, jinetas, garduñas, hurones, gatos monteses, tejones, etc. Sin olvidar las especies de caza, como el ciervo, el corzo y el jabalí. En las cresterías de las sierras, en la cuarcita y en el roquedo, conviven una gran variedad de especies ampliamente repartidas por todo el territorio: cigüeña negra, buitre leonado, alimoche, águila real, águila perdicera, halcón peregrino, búho real, cabe destacar además la presencia de algunos buitres negros, elanios azules, águilas calzadas y culebreras.  En los cursos fluviales es posible encontrar una población de nutrias.

Flora representativa

Compuesto entre otros por quejigos, robles, enebros, acebuches, encinas, alcornoques, acompañados en el monte por madroños, jaras, retamas, brezos, madreselvas, tomillos, lentiscos, labiérnagos, cornicabras, etc. También hay es posible encontrar bosques de alisos, fresnos, chopos y laurisilva (loro), junto a acebos, arces, castaños, nogales y durillos.